¿Cómo revertir las cifras den Delincuencia?
Sábado, 04 de Marzo de 2017 15:32

MINUTA SEGURIDAD PÚBLICA

I DIAGNÓSTICO

1) La delincuencia constituye una las principales preocupaciones de la ciudadanía. Esta problemática aparece sistemáticamente dentro de las principales preocupaciones de los chilenos, cualquier sea la encuesta observada (52% de los encuestados de la última CEP, de diciembre 2016, considera que la delincuencia es el principal problema del país).

2) Lo anterior se condice con la percepción en materia de delincuencia, a nivel nacional. En efecto, según la Encuesta Nacional de Seguridad Ciudadana (ENUSC) 2015, un 86,8% de los encuestados considera que la delincuencia aumentó en los últimos doce meses, versus un 71,2% en 2013. Lo anterior es solo comparable al aumento en la percepción de delincuencia, observado durante el gobierno de Piñera, entre 2010 y 2011, cuando la percepción de la delincuencia pasó de 60,2% a 82.6%, es decir más de 20 puntos en un año.

 

Tabla 1


Fuente: Enusc 2015 (última ENUSC disponible)

3) Sin embargo, el aumento en los niveles de percepción de delincuencia contrasta con el análisis del índice de victimización de hogares. En efecto, según la misma ENUSC, el índice de victimización de los hogares aumentó de 22.8 a 26.4, entre 2013 y 2015. Si bien lo anterior representa un alza estadísticamente significativa, sigue siendo inferior al índice de victimización del año 2011, de 28.8%

 

Tabla 2

4) No obstante, cuando se analiza el índice de victimización personal y no nacional, es decir las personas específicamente víctimas de robo con violencia o intimidación, robo por sorpresa, hurto y lesiones. En este caso, la Enusc señala que el índice de victimización personal pasó de 7.4% a 9.7%, entre 2013 y 2015, cifra más próxima al índice de 2010, de 9.6%. Es decir que eso podría explicar el sentir ciudadano.

Tabla 3

Fuente: ENUSC.

5) Por tanto, pareciera ser que Chile requiere de una nueva política de seguridad ciudadana, multidimensional, que permita superar el estancamiento observado en los índices de victimización de estos últimos años, a la vez que adaptarse a los nuevos formatos de delito. Si bien se observa una baja considerable en los últimos diez años, de más de 20 puntos según la Enusc, se requiere un nuevo enfoque hacia el futuro, puesto que la política carcelaria como única solución, no ha mostrado los efectos esperados.

6) Cabe destacar que Chile aún no cuenta con un sistema de evaluación de impacto ex antes y ex post, que permita evaluar programas de seguridad ciudadana.

II) VISIÓN PROGRESISTA DE LA SEGURIDAD CIUDADANA

  • El modelo de seguridad ciudadana desarrollado en nuestro país, ha privilegiado un modelo de tipo policía-justicia- prisión, sin que se haya logrado reducir los índices de criminalidad ni la percepción de inseguridad.
    1. Las consecuencias son una sobrecarga del sistema carcelario y un aumento del contagio criminógeno.
    2. Peor aún, se observa una baja en la tasa de detención de los DMCS, lo cual sugiere la urgencia de revisar las estrategias de intervención en las zonas de ocurrencia del delito.
  • Un enfoque progresista implica asumir un cambio drástico en esta mirada, entendiendo la seguridad ciudadana como bien común e incorporando la prevención, rehabilitación y reinserción, al mismo tiempo que el control, como variables fundamentales.

 

III) PROPUESTAS: PLAN NACIONAL DE SEGURIDAD CIUDADANA

          A) Reducir los factores de riesgo construyendo comunidad

  • La prevención primaria tiene por objeto incidir en los denominados factores de riesgos que aumentan la probabilidad de que un sujeto cometa un delito, como por ejemplo los factores socioeconómicos (salud, educación, vejez, violencia familiar, etc.).

Proponemos

1. Transitar hacia una sociedad en la cual elEstado garantice:

  • Salud
  • Educación
  • Vivienda
  • Vejez digna
  • No se puede pretender reducir drásticamente los niveles de victimización sin replantearse el sistema de salud, educación, sistema previsional y habitacional, que tienen un efecto directo y demostrado sobre la ocurrencia del delito.

2. Crear un Programa de Seguridad Ciudadana Comunitario, cuya unidad de intervención no sea únicamente barrial sino que también comunal.

  • Se implementarán en aquellas comunas y barrios de mayor vulnerabilidad e índices de victimización
  • Deberá desarrollar al menos cuatro componente:
    • Que cada colegio y sala cuna cuente con una Estrategia de Prevención contra los Abusos de todo tipo, ya sea entre pares o por parte de terceros.
    • Que cada colegio y sala cuna pública cuente con una Unidad de Atención para alumnos o menores con síntomas de violencia intrafamiliar o abandono de cualquier especie, de manera de generar un vinculo con las asociaciones correspondiente y ser el puente entre las instituciones y el menor.
    • Que cada comuna desarrolle una Oficina de atención y mediación, permanente, para mujeres víctimas de violencia pero también para adolescentes o adultos mayores que requieran atención y orientación, para posteriormente ser enviados a los centros correspondientes.
    • Que cada comuna que cuenten con este programa financie al menos Cuatro proyectos culturales, comunitarios, permitiendo que la cultura actúe como factor de prevención y cohesión e identidad.
    • Este programa deberá trabajar conjuntamente con la población y las instituciones locales, particularmente la policía, la justicia y escuelas.
  • El objetivo de este programa es reconstruir tejido social.

3. Nada de esto tendrá impacto si: 

  • No se asegura la transferencia permanente de fondos hacia los municipios para desarrollar este tipo de programa.
  • No se garantiza la contratación de personal para evitar la eterna rotación del personal municipal, encargado de implementar estos proyectos en condiciones de alta precariedad.
  • Se debe evitar el uso político y desarrollar los programas en las comunas que lo necesiten, cualquier sea el color político del Alcalde.
  • Reducir la segregación urbana y mejora la calidad de vida

Proponemos

4. Garantizar que las viviendas sociales nuevas y que se hayan entregado en los últimos cinco años, cumplan con condiciones mínimas de seguridad (ventanas, puertas solidas, con chapas, etc.), además de garantizar metros cuadrados de áreas verdes por persona.

  • Crear una Política Nacional de Rehabilitación y Reinserción

Impacto de la sanción carcelaria en la reinserción social

  • La sanción judicial y carcelaria tiene un impacto negativo en los procesos de rehabilitación y reinserción de la población condenada por delitos.
    • Por un lado, la sanción produce antecedentes judiciales que operan como un estigma.
    • Por otro lado, la experiencia carcelaria refuerza el proceso de exclusión que se encuentra en el origen del delito.

 

Proponemos

5. Garantizar el respeto de los derechos de las personas privadas de libertad

Las condiciones carcelarias en Chile son absolutamente deplorables:

  • Hacinamiento
  • Horarios de encierro y desencierro que no se condicen con la normalidad
  • Alimentación
  • Deficiencias en condiciones sanitarias y de higiene
  • Aplicación del castigo de internación en celda solitaria, y condiciones materiales en que se cumple esta sanción

Por ello, resulta urgente evaluar y realizar un diagnóstico actualizado e integral, sobre las condiciones y el régimen penitenciario a nivel nacional, de manera de formular propuestas para el fortalecimiento institucional del sistema penitenciario, y mejorar la gestión interna de los recintos carcelarios.

 

editorial

agenda-propia

progresa-en-regiones

encuestas-twitter